¡ATENCIÓN! ESTE SITIO USA COOKIES Y TECNOLOGÍAS SIMILARES.

Nuestra web usa cookies propias y de terceros para funcionar. Navegar por ella implica su aceptación. Puedes leer nuestra política de privacidad y funcionamiento de cookies a pie de página.

Crear Estrategias

En las semanas anteriores nos hemos centrado en el Plan. Hoy, después de hablar del Análisis de Situación y marcar objetivos, nos centraremos en crear estrategias. Para ello hablaremos de la segmentación, targeting, posicionamiento de marca y la propuesta de valor y el marketing mix que tienen que estar acorde al análisis ya realizado junto con los objetivos.

Hay una forma simple de segmentar:

  1.  Demografía: ¿Quién es nuestra audiencia? Edad, género, social estatus, profesión, religión, etc.
  2. Psicográfico: ¿Porqué compran? cómo piensan los clientes y porqué compran. Saber sobre la personalidad, valores, opiniones, actitudes, intereses.
  3. Estilo de Vida: hobbies, entretenimiento, vacaciones, aspectos de la vida fuera del trabajo.
  4. Creencias y Valores: creencias religiosas, políticas, aspectos culturales.
  5. Etapa de la Vida: ¿En qué etapa de la vida se encuentra la persona? adolescente, adulto, jubilado, etc.
  6. Geográficamente: segmentar por ciudad, región, área metropolitana, población, número de habitantes, incluso por clima.
  7. Comportamiento/Conducta: fidelidad a la marca, beneficios buscados, canales de distribución usados.
  8. Beneficio: el beneficio cuando se usa y la satisfacción conseguida por el consumidor.

Una vez segmentado, nos podemos centrar en el targeting.

  1. Criterio de tamaño de mercado: el mercado tiene que ser suficientemente grande para justificar la segmentación realizada. Si el mercado es pequeño, la segmentación será incluso más pequeña.
  2. Diferencia: deben haber diferencias considerables entre segmentos.
  3. Aspectos Monetarios: los beneficios finales deben de ser mayores que el coste del plan de marketing y otros costes.
  4. Accesibilidad: cada segmento tiene que ser accesible para el equipo de trabajo y el segmento debe poder recibir los mensajes de marketing.
  5. Centrarse en distintos beneficios: Cada segmento tiene que tener distintos beneficios.

Ahora que sabemos exactamente a qué publico vamos dirigidos, tenemos que ofrecer al público los aspectos de la marca que les diferencia de la competencia (¿porqué el cliente debería de escoger tu marca?), los beneficios específicos de la marca. Para poder desarrollar esta propuesta deberíamos de considerar distintos aspectos:

Otra forma, más clásica, de revisar la propuesta de valor es comprobar cómo el marketing mix puede variar la propuesta de valor online:


 

Una vez tengamos todas estas partes definidas, tendremos más claro de cómo es nuestro público y que les podemos ofrecer a ellos que los demás competidores no tengan. Esto nos ayudará a diferenciarnos y así poder conseguir un mayor número de clientes.

Con esta entrada terminamos el tema del Plan. Esperemos que les haya servido y ya tengan más claro de cómo empezar cualquier tipo de proyecto, planea siempre primero y luego empieza con la implementación.

Les dejamos con esta frase: "Si fallas en la planificación, estás planificando fallar" (Benjamin Franklin).